miércoles, 1 de mayo de 2013

HISTORIA DE UN ÁNGEL CAIDO

DESPERTAR
Mi madre estaba en el sillón, enfrente de mi cama, mirándome fijamente, seria, demasiado seria, cuando la miré una sonrisa se le escapó, de esas típicas sonrisas que, aunque tendrías que estar enfadada, no podías evitar que se escapara.
  • Que te pasó anoche, Layla?- sinceramente, creo que mi madre se esforzaba por no reírse, creo que sabia que lo que pasara no tenia ninguna gracia, pero había algo que hacia que la tuviera, no pe preguntéis que era, porque no lo sé
  • Mmmmm, no se...no me acuerdo, solo sé que fui con Alice, James, Will y Magie al bar y después de eso todo es muy confuso- creo, por la mirada que me echó mi madre que eso no era lo que esperaba escuchar, la sonrisa se le borró de la cara y se puso seria
  • Tomaste drogas?
  • NO!, sabes que no las soporto, y a la gente que las toma tampoco- no se que cara me vio mi madre, pero pareció relajarse, nunca la he decepcionado, de eso me he encargado muy bien.
  • Vale, Layla, que tienes en la mano?
Me miré la mano, cerrada, no me había dado cuenta de que la tenia así, la abrí con mucho cuidado. No pude evitarlo, abrí mucho los ojos y de repente se fue, lo que tenia en la mano se fue por la ventana abierta, por suerte corría un poco de aire porque estaba muy mareada y me sentía como si todo diera vueltas, de repente las palabras volvieron a mi cabeza: Mi Layla... Fue uno quien te salvó la vida, no estarás sola, en cuanto lo veas sabrás que es el, no eres como las demás... y una imagen, el ángel
  • Layla, te encuentras bien? Solo es una pluma, parece como si hubieras visto un fantasma- mi madre izo el amago de levantarse pero le dije que no con la cabeza y permaneció sentada
  • me encuentro bien, solo...que me acabo de acordar de una cosa, ya esta- fui recuperándome de mi susto, la pluma, azul como el mar, la misma de mi sueño, si así se podía llamar, la misma del ángel...
  • bueno, volviendo a lo de antes, supongo que bebiste mas de lo normal, por eso tienes esas lagunas, no estoy enfadada, pero que no vuelva a pasar...
  • mama siento cortarte, pero como llegué a casa? No recuerdo haber llegado yo solita- estaba súper extrañada, como había llegado a casa? Solo recuerdo el ángel... Dios, el ángel! No puede ser... no.
  • te trajo un chaval, muy guapo si me lo permites, con los ojos azules....pelo moreno...yo no digo nada, pero parecía preocupado y me dijo que te habías mareado y que te desmayaste, que no olías a alcohol, después de esto me dijo si podía entrar y dejarte en la cama. Le dije que si, me quedé en la puerta sin que me viera.
  • y....
  • y te dejó con mucho cuidado, te miraba de una manera.... no se, pero parecía que estaba enamorado de ti, y después de eso, se giró para ver si estaba yo, me escondí y te.... bueno, ya sabes.
  • No, no se- dije, de que iba todo eso? Si mi madre se lo estaba inventando... tenia una imaginación enorme.
  • Te besó...- mi madre sonreía de oreja a oreja.


    <ESPERO QUE OS GUSTE LA HISTORIA DE MOMENTO: AÑADIR COMENTARIOS:>